domingo, 20 de marzo de 2016

20 de Marzo.


Hoy estoy aquí,
pero tú no estás conmigo.

Una semana más
Un día más
que tu voz, no me abriga los Domingos.

Estoy aquí, sentada frente a ti
en formato 10x15
y un dolor sin fin.

Parece increíble que lo que ayer era mi felicidad ahora sólo es una imagen invisible; un puto recuerdo irreversible. Es duro, pero no imposible; siempre me lo repetías y es lo que a día de hoy me hace levantarme todos los días.

Es duro, pero no imposible
repetías...

Pero ya sabes que yo siempre fui una rebelde incorregible,
que me saltaba tus normas
con tus más y mis menos
creyéndome capaz de todo
menos de conseguir(me)

Me veía en tus pupilas,
y por un momento
pensé que podía darte todo lo que merecías
y más de un día entre silencios llorabas
solo una mirada,
tu mirada
contra mis pupilas, absolutamente todo me gritaban.

No necesitaba más, nadie necesitaba más que el tacto de tu piel en cada cicatriz, sanando cada herida; cosiendo todo nuestro malestar. Ayer soñé que venías, soñé que me abrazabas...Joder te juro que otra vez te sentía.

Y no puedo evitarlo, solo han pasado dos semanas y me duele como si hubieran pasado años; te guardo tan dentro, joder en temas de querer nunca te miento y esta es la verdad en formato verso, prosa escrito de mi pecho hoy por fin de una puta vez. Me esta pudriendo todos y cada uno de los buenos sentimientos que pesaban sobre tu recuerdo para convertirse en una caja de espinas, de agujas que corrigen todas mis conductas y me hacen ser alguien que no quiero. Me siento rota, años después y de nuevo.

Te quiero
y hoy,
 en este 20 de Marzo lluvioso y eterno; te echo de menos,
te necesito y no me valen los recuerdos.

No me vale pensar en ti,
no me vale sentirte si no puedo verte
no me vale notarte si no puedo agarrarte
no me vale romperme si no estas para reconstruirme.

Es duro no imposible decías, tenias razón
¿sabes porqué la tenias? Porque no era imposible, no lo era...cuando tenía tu compañía.


Sin ti, sin ti no se si es imposible pero es una puta agonía
y no puedo más,
y me rompo más cada día.


Vuelve por favor,
vuelve con tu niña
que tu niña necesita a su mejor amiga
y tu calor como antes me dabas
todos y cada uno de nuestros días.

Te lo imploro, te lo pido
y te lo suplico
desde el otro lado de la orilla.


Vuelve conmigo, abuela. Vuelve, quiero que vuelva(s) la mujer más grande y de pequeños andares, con tus dedales y con tus pupilas sanadoras gritandome todos los días poesía. La mujer de mi vida.

Vuelve, joder
Vuelve...aunque solo sea por un día.





No hay comentarios:

Publicar un comentario