sábado, 13 de febrero de 2016

fría.




no estoy preparada para otro adiós, para tu adiós no.


Estoy acojonada, muerta de miedo y petrificada; no sé si saldrás de esto o si te quedarás aquí, con una parte de mí lejos y contigo. 


Que tú siempre has sido la fuerte, la inerte que hacía que el mundo pareciera menos duro cuando tus abrazos rodeaban mi cuerpo roto en las grietas de mí, de mi mundo más oscuro. ¿Cómo voy a sonreír mañana sin ti?¿Cómo no voy a ahogarme sin mi salvavidas? Te estás consumiendo, te quieres ir y yo soy egoísta otra vez, porque una vez más no estoy preparada.  

Si te marchas hoy, mañana o cuando el corazón quiera que lo hagas, te llevaré tatuada en el alma como todos los tatuajes sin tinta de los que hablan los poetas en sus poemas más tristes y alegres a la vez. Te tatuaré sonriendo, con las manos en la cara porque la vergüenza no te dejaba mirarme a los ojos. Te tatuaré cuando me cogías de la mano y repetías " si los demás te dicen no, yo siempre te diré que si'' te llamaré fuerza porque sin ti se que la perderé, me perderé hasta volver a encontrarme en una fotografía contigo, en un recuerdo compartido. 

Te tatuaré en mis momentos, en los pasos que como mujer doy y daré por fin: porque estoy donde estoy todo gracias a ti, te tatuaré sí y te llevaré de viaje por la vida que siempre has querido. Te prometo viajar a donde tu no has podido y dedicarte cada paso, cada imagen y cada sonrisa que mi corazón me deje simular por pensar en ti en esos putos momentos, te prometo ser la mujer independiente que quieres que sea y abandonar el mal hábito de no quererme a mi misma, crecer sin ti pero sintiéndote conmigo y así, sentirme un poco menos sola y un poco más cerca de ti. 



te escribiré 50 entradas, 92 versos y una vida entera llena de recuerdos. A ti, mi segundo ángel: tú en la tierra y tan cerca de él en el cielo ahora también. Mi sanadora y salvadora, mi vida. 



Se cual es tu destino pero hoy soy yo quien te mira a los ojos y te repite por octava vez este mes "Eres mi vida, y vayas donde vayas conmigo siempre seguirás siendo tú. No te vayas por favor." Y quiero que sigas apretándome la mano cuando me escuchas, con las pupilas rotas porque sabes que no puedes elegir y el hilo de tu voz me salve cada día con un "Pequeña, no importa donde vaya; yo siempre estaré aquí."






No hay comentarios:

Publicar un comentario